AVISO IMPORTANTE: Debido a la pandemia de COVID-19 y las fronteras cerradas, hay un gran retraso en la entrega de correo aéreo regular y EMS. Elija DHL/TNT/UPS, si es importante que reciba el documento a tiempo.

Matices del estilo de conducción italiano
Noviembre 30, 2018

Matices del estilo de conducción italiano

Conducir un automóvil en un país extranjero es similar a la primera experiencia de manejo: aterrador y al mismo tiempo interesante. Italia es un país del sur, por esto el temperamento de la mayoría de los residentes es violento. Los conductores no son una excepción. Tratemos de descubrir qué pueden esperar los auto-turistas en las carreteras italianas, y qué matices del estilo de conducción italiano deben tenerse en cuenta antes de decidirse a viajar en auto.

Mentalidad de conducción italiana

Las características de la conducción italiana radican en la capacidad de ser rápido, decidido, agresivo y, al mismo tiempo, mantenerse sano y salvo. Un italiano detrás del volante tiene una excelente reacción, es audaz y valiente. Si necesita adelantar, lo hace, sin dudarlo (no les gustan las personas vacilantes en las carreteras italianas, no pueden soportarlo). Los conductores pueden frenar con fuerza, moverse a través del otro y al mismo tiempo estar muy atentos, si hay una patrulla o puesto de la policía de tránsito delante. En Italia, a menudo se puede escuchar el sonido de una bocina en la carretera. Esto último puede significar cualquier cosa, dependiendo de la situación.

En general, no tendrá que esperar un comportamiento caballeroso de los conductores en Italia. Por lo tanto, es mejor tomar un seguro completo sin franquicia, solo CASCO, de lo contrario habrá problemas. Los italianos no están acostumbrados a aparcar con cuidado, de vez en cuando se tocan los parachoques de los vecinos, y esto se considera normal. Además, los italianos temperamentales, no están acostumbrados a admitir su culpa. Los adelantamientos, el frenado y los movimientos bruscos son prácticas comunes para ellos. Para alguien que no esté acostumbrado, las carreteras italianas parecerán caóticas; aunque, en realidad, todo es normal y acorde a los estándares locales, solo es la forma en que conducen. Un automóvil que va detrás y enciende las luces intermitentemente está pidiendo la vía (o más bien, notificando). Y si un automóvil que viene en sentido contrario enciende las luces de forma intermitente, debes reducir la velocidad y estar atento, puede encontrarse con un puesto de patrulla.

Alquiler de autos para turistas

Hay muchas empresas de alquiler de vehículos en Italia. También puede solicitar un contrato de alquiler “de ida”; por ejemplo, obtener un automóvil en una ciudad en el norte del país, y devolverlo en otra en el sur. Puede elegir un kilometraje ilimitado para no restringirse en su viaje por el país. Es recomendable elegir grandes compañías de alquiler de automóviles para tener un seguro completo. Las pequeñas oficinas de alquiler pueden asegurar solo la mitad del costo, y no desean ofrecer opciones ilimitadas. Aunque, en general, alquilar un automóvil en pequeñas empresas es más barato que en grandes, su costo promedio total es de 40 euros por día (clase económica).

Al alquilar, un turista debe proporcionar un pasaporte, una tarjeta de crédito y una licencia de conducir internacional. Si proporciona su licencia nacional, el nombre y el apellido deben estar en el alfabeto latino, de lo contrario será necesaria la traducción al italiano. Esto último significará el gasto de tiempo y recursos, nada superfluo dependiendo de las condiciones del viaje.

El conductor debe tener al menos 23 años (y no más de 85). A veces se pueden proporcionar automóviles a personas de 21 años, pero esta es más la excepción que la regla.

Junto con los autos, puede alquilar motos. Pero el depósito será mayor (ya que el riesgo de hurto de una motocicleta es mayor). En los centros históricos de Italia, las calles son muy estrechas, hay poco o ningún espacio de estacionamiento, por lo que, en el caso de viajar solo, una motocicleta sería la opción ideal para conducir por el país

¿Y si hay un accidente?

Por desgracia, el nivel de accidentes en Italia sigue siendo alto en comparación con el resto de los países de la UE. Por lo tanto, los accidentes de tráfico ocurren con bastante frecuencia, y los turistas están en ellos con más frecuencia que los residentes locales, porque no conocen bien las rutas y les resulta difícil navegar en el tráfico de un país desconocido.

Si ocurrió un accidente, pero no hubo víctimas, debe retirar inmediatamente el vehículo de la carretera, o al menos moverlo al lado derecho de la misma para no crear un atasco de tráfico. Cuando no sea posible mover el vehículo, ponga una señal de emergencia, encienda las luces de estacionamiento, solicite asistencia técnica y espere a que llegue la policía de tránsito. Si no hay disputas y dudas sobre el culpable del accidente y las circunstancias del mismo, y, además, el culpable está de acuerdo con las acusaciones, los conductores que participan en el accidente completan un documento con la declaración amistosa del hecho, en otras palabras, la declaración conjunta del incidente. Este protocolo hace que sea más fácil recibir una compensación por daños materiales, ya que se cree que todas las circunstancias de un accidente se han aclarado y establecido.

El documento contiene la siguiente información: ubicación, fecha y condiciones bajo las cuales ocurrió el accidente, información sobre ambos conductores, datos de pasaporte, sus datos de licencia de conducir y los datos personales de los testigos del accidente, si los hay. Además, se indican las matrículas, los números de la póliza de seguro y los nombres de las compañías de seguros de ambos participantes en el accidente, así como detalles específicos del daño material ocasionado.

Si hay heridos como resultado del accidente, antes que nada, es necesario llamar a una ambulancia; no toque los vehículos y asegúrese de que no se pisoteen las marcas antes de la llegada de la policía de tránsito.

Se espera que todas las rutas turísticas sean seguras, y que viajar por Italia en ruedas solo traiga placer. Pero de todos modos, todos los conductores en las carreteras italianas deben tener una licencia de conducir. Es mejor si es internacional. Es bastante fácil emitir una licencia de conducir de este tipo: se realiza directamente en nuestro sitio web.

Por favor, escriba su correo electrónico en el siguiente campo y haga clic en "Suscribirse"
Suscribirse y obtener instrucciones detalladas acerca de la obtención y el uso de la Licencia de Conducir Internacional, así como consejos para los conductores en el extranjero